mardi 8 novembre 2011

O NO -siempre lo digo

La ciudad entera se vio envuelta en una bruma de sangre y humo. Cesar vivió sus ultimos minutos tranquilo, a lo mejor sabía mucho de muerte (y vida) Cuando llegamos estaba callado, extrañamente callado.. Lo cogimos y... No luchó ni nada -su cabeza acabó separada de su cuerpo. Todo volvió a empezar. 

Otra vez :


fuí a cambiarme para no mancharme la ropa ayudando -haciendolo casi todo Siempre era lo mismo, con el tiempo ya estamos mas que acostumbrados La pequeña no lloró y Cesar -nuestro cordero- era... delicioso. Manias y costumbres hicieron que volviera a casa con las manos manchadas por el carbon, pero contenta Hacia mucho tiempo que no nos reuniamos en familia entera para las fiestas -akhaaah hchouma 


6 commentaires:

Ricard a dit…

Espero que Cesar, solo sea un pobre cordero que deleite a los comensales con su exquisita carne.
Buen provecho y lo siento por "Cesar".
Un abrazo.
Ricard

rombo a dit…

Vamos aprendiendo cosas por aquí...

Sergio a dit…

De pequeño tuve un pollito que claro está creció y creció hasta que un día me contaron que se había muerto. Nunca vi su cuerpo, aunque creo que le llevo dentro.

sara h. a dit…

Ave Cesar hahahaha

RChS a dit…

Sara: si je te dit que c'est pour ça qu'il s'appelait Cesar, que chaque fois que je passait a cotée je lui disait Avé Cesar.. même s'il a fini dans nos assiettes ;)

sara h. a dit…

hahahahahaha pas mal ! ;)