samedi 5 novembre 2011

NANA, en recuerdo a mi nana ~


Algunas veces tenía miedo de escribir, porque sabía muy bien que cada palabra que redactaba acababa siendo leída y criticada por alguien, y eso la frenaba mucho. A Nana le gustaba mucho inventar historias, tenia miedo a las hojas blancas, y cada vez que veía una se apresuraba a llenarla con anécdotas, reflexiones, o cuentos que encerraban algunas que otra verdad de la vida. Nana se sentía feliz escribiendo, y es que, para decir verdad, no lo hacia nada mal. Pero un día, en un accidente que nadie explica, se quedó sin manos. Nana ya no puede escribir, ahora solo vive contando historias, se levanta temprano y va a sentarse en su banco que esta en una calle del viejo casco de la ciudad –allí tiene un público fiel de niños, ancianos y amas de casa, que siempre la esperan. A Nana le sigue gustando mucho inventar historias, solo que ahora las cuenta de viva voz.


7 commentaires:

la suite a dit…

Me ha encantado el relato

Besotes suiteros.Estamos de sorteo

Ricard a dit…

Que horrible, quedarse sin manos.
Una gran desgracia que no deseo a nadie.
Una bella historia, aunque un poco triste.
Un abrazo.
Ricard

rombo a dit…

Preciosa historia, preciosas palabras...

Remei a dit…

Me ha encantado leer tu texto, es de una imaginación increíble...
Me gusta, mucho...
Un abrazo.

Franki a dit…

Hermoso y triste relato que ha sido un placer leer.
Gracias por tu visita.
Un saludo

Paco a dit…

Muy, pero que muy triste.

saludos

Vi' a dit…

No le importa ce que pienso los personas que te lean, escribes muy bien =)
Es una historia verdad ? Si es, es muy triste..

J'ai pris une tisane de t'en fais pas, mais pour les câlins il va falloir faire sans ! L'amour n'est pas au rendez-vous en ce moment.. =/

Besos =)