jeudi 10 novembre 2011

Las cosas como son.


-Las cosas solo ocurren una sola vez. Pero nosotros, no nos damos cuenta. Intentamos vivir el momento, es lo único que nos hace recordar lo que somos: jovenes.. A mí lo que me gusta es bailar. Por eso no abandono. Me duermo soñando que mañana será un nuevo día, que acabaré saliendo de aquí, que hay algo mejor que me espera en otro lugar. Pero al despertarme me doy cuenta que hay un monton de cosas que hacer y que no será para hoy... que puede esperar, pero la vida no espera. Transurre se va.. y tú vas corriendo detras de ella, cada uno a un ritmo diferente, intentando tenerlo todo para no perderte nada, aunque al final, de poco te vaya a servir. Hasta que llega un dia en el que -de repente- ocurre algo, algo se acciona y en ese momento, te das cuenta que las cosas solo ocurren una vez...

Tenía razon, pero yo no llegaba a entenderla, me decia que ya tendria tiempo para comprenderlo todo.. y quise agradecerle los minutos pasados con-versando y todas las tardes que se pasó conmigo  charlando... ella aprendiendome muchas cosas y yo robandole de su precioso tiempo que solo podía pagarle con sonrisas.. Le ofrecí lo mejor que tenía en esos momentos: una escena y un público. En Argel, habían vuelto a abrir el Jardín del Hamma -despues de unos largos 24 años- y allí iba bastante gente. Nos pusimos en medio del jardin francés -el jardin era tan grande como una ciudad: con avenidas y todo- y esperamos.. 

Fué especial. 

Bailó como nunca. Todos veiamos como su cuerpo ondulaba en la noche y se fundia con aquel decorado natural de arboles y plantas. Las antorchas que se encendian por la noche en el jardin, ayudaron a ese ambiente tan intimo que habia conseguido crear. Acabamos todos sentandonos con los ojos bien abiertos para no perdernos ningun detalle de esa danza suya, estabamos subyugados.. Consiguió lo imposible: llegó al mañana que nunca alcanzaba.. Retó al tiempo, y se volvió eterna por unos largos segundos que siempre se quedaran en las memorias de los que tuvimos esa suerte.

Eso era verla bailar en público por primera vez. Todas la primeras veces tienen algo especial, la pureza y el vicio de no volver a repetirse jamás... Son cosas que solo ocurren una vez...



4 commentaires:

Ricard a dit…

Hola.
Quien persigue un sueño, lo consigue.
Quien lo gra hacer realidad ese sueño, lo mas probable es que su mision sea hacer real el sueño de los demas.
Un abrazo. Ricard

Sergio a dit…

Una que pasa, una que no vuelve, cierto como que el tiempo pasa rotundo sin percibirlo. Hay que disfrutar de la vida, y si es bailando, silvando, cantando o al fin de cuentas sintiendo, más que mejor.

TORO SALVAJE a dit…

Quién bailó así?

Una Diosa?

Besos.

Alástor a dit…

La eternidad solo se roza... y después escapa, irremisiblemente. Hay que aferrarse a esos instantes tan fuerte como se puede y después, cuando se van, apretar los dientes y seguir adelante.

Besos, y un bombón. Es siempre grato leerte.