dimanche 18 septembre 2011

Cuando los soldaditos de plástico vuelven de la guerra…

Lo que más me gusta, es ese período de documentación que hay algunas veces antes de empezar a escribir una historia. Cuando nos estamos preocupando por temas de los que no conocemos mucho, buscamos, aprendemos, escuchamos historias, leemos y nos instruimos hasta manejar bien el tema de manera que nuestra imaginación pueda volar en un cielo en el que no haya zonas de sombra…

Esto es un intento, un simple intento.



«Recuperar un hombre que vuelve de la guerra es difícil. Para él, y también para esa mujer que lo ha esperado tanto tiempo y que al final se encuentra con un hombre cambiado, que ha visto tantos horrores que ya ha olvidado lo que era estar tranquilo, sentirse seguro… un hombre que ha muerto por dentro, y al que hay que volver a educar en la sociedad y al que hay que enseñarle uno por uno todos esos “placeres” de la vida a la que él ya no se acostumbra.

Aprender a andar por la calle, sin tener miedo. Mirar el cielo sin temor. Hablar con personas sabiendo que volveras a verlas, que no se iran. Acostumbrarse a hacer planes, porque hay muchas posibilidades de que exista un "mañana". Simplemente a hacer planes... Y sobre todo a disfrutar de una sonrisa o de una mirada sin temer que sea la última»



10 commentaires:

Eva * a dit…

merci !! ça me fais très plaisir :)

Eva * a dit…

vraiment merci pour ce joli commentaire

Ricard a dit…

Hola.
En esas desgraciadas ocasiones , cabe crear a una nueva persona apta para vivir de nuevo.
Un abrazo.
Ricard.

Ro ! a dit…

gracias por pasar y si el destino tiene sus vueltas. un beso =) te sigo !

BeSugarandSpice a dit…

Me ha encanta la redacción!Escribes muy bien.Besos!

Jo a dit…

dicen que viajando uno se cultiva... pero tambien creo que se aprende a conocerse uno mismo


:)

Lucy a dit…

que buen blog!

Ene a dit…

Prefiero cumplir planes que planearlos.

Besotes.

Léona Snow. a dit…

Merci!

Tu es espagnole?

RChS a dit…

Léona Snow, non je ne le suis pas :D