mercredi 16 février 2011

~porque solo tenemos una vida, y soñar es lo mas bello que se puede hacer en ella~





Él estaba sentado sobre las escaleras, con la cabeza agachada, el móvil y sus gafas en una mano y secándose las lagrimas. Yo estaba bajando para ir a mi próxima clase y lo ví. Me acerqué a él, y al verle no pude evitar aquel sentimiento que me atraía hacia él. Me senté a su lado, pero él estaba tan ensimismado en su dolor que no se dio cuenta de mi presencia. Le quité el móvil y las gafas de la mano y la cogí entre las mías, llevándolas hacia mi pecho, hacia mi boca y la besé. Me miró, las lágrimas le seguían cayendo, y parecía dudar, pero se le veía tan triste y tan cansado para preguntar…

Volví a besar su mano y la dejé sobre mis rodillas. Él me seguía mirando pero no decía nada… Cogí su cara entre mis manos y la aproximé a mi rostro. Tenía el llanto silencioso. Me seguía mirando fijamente pero no se retiró. Me pareció que en ese mismo momento se paró el tiempo. Oía mi respiración y la suya, pero ningún otro ruido, aparte de los latidos de mi corazón que sonaban al compás del tic-tac del reloj. Tenía miedo, y él lo percibió. Pero no se levantó, no se fué ; avanzó más su rostro hacia el mío y me besó… Una parte de mí, quería que eso ocurriera, pero otra parte tenía miedo, miedo para él, miedo de lo que iba a pasar, miedo de perderlo para siempre… Oímos unos pasos. Alguien venía. Me levanté y él me miró. No quería irme y dejarlo, pero nadie tenía que vernos juntos. Eché una última mirada hacia atrás y me fui corriendo. El corazón me latía rápido, muy rápido…


¡Pero estaba feliz!


RChS

3 commentaires:

Dejemonos sorprender a dit…

Pero estaba feliz! eso es muy bueno )).. me gusto.. un saludo..

naoufal-blink a dit…

Niice Blog !! :)

Andrés Z. a dit…

Es un gran gusto, y un gran placer poder visitar tu blog, un abrazo enorme, :)
Andrés Z.